Día del padre

El 19 de marzo celebramos el Día del Padre y tenemos un montón de buenas ideas para regalar a los papás, que puedes hacer tú mismo. Una manera más de demostrarles todo lo que les queremos y cómo de importante está siendo este tiempo que estáis pasando juntos en casa.

¡Empezamos!

  • Si eres un experto de las manualidades y quieres hacer algo por ti mismo, puedes dedicarle uno de los recortables de tus personajes favoritos: El Pollo Pepe o Lulú. ¡Un buen agradecimiento por todos las historias de estos dos pequeños personajes que papá siempre te cuenta! ¡Qué sea todo una sorpresa! Puedes decorar tu casa con estos recortables.
  • Otra opción muy personal es regalarle un CD con sus canciones favoritas, incluyendo esa canción tan especial que siempre cantáis en los viajes o que tanto os une. En estos momentos que toca quedarse en casa, escuchar música juntos aviva las emociones y ayuda a mantener un estado de ánimo positivo.
  • Un regalo que nunca falla son los marcos de fotos. Elige una foto de la familia y decóralo de manera artesana. Con un regalo preparado por ti, seguro que llegas por completo a su corazón. Te damos algunas ideas del material que puedes utilizar para decorar el marco: cartulinas, monedas, botones… Y si no dispones de un marco, ¡no te preocupes! siempre puedes colgar las fotos en una cuerda y sujetarlas con pinzas.
  • Improvisa una puesta en escena de cualquier cuento que os guste mucho y leáis siempre juntos ¿cuál es ese cuento que papá te lee todas las noches? ¡Es muy fácil! Esta vez sé tu el que le cuentes el cuento o representa junto con tu mamá y hermanos una pequeña obra de teatro
  • Un regalo muy original puede ser un marcapáginas para los papás lectores. Aquí te enseñamos como hacerlo. 
  • ¡Prepárale un desayuno especial! Será la mejor manera de empezar el día juntos y con alegría. Puedes servirte de alguna receta de nuestros libros de cocina.
  • Hazle un pequeño librito con vuestra historia. Prepara unos folios con dibujos de vosotros y un bonito texto, únelos con hilos o grápalos y agradécele el acompañamiento, su entrega, su paciencia y su alegría.

Recuerda que el mejor regalo es compartir nuestro tiempo. Siempre hay motivos para que padres e hijos compartan su tiempo y la lectura conjunta es una excusa perfecta para fortalecer esos vínculos.