terror

«La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo».  
Lovecraft

El miedo es una emoción corriente que nos afecta a todos los seres humanos. La respuesta más frecuente al miedo es huir. Sin embargo, no escapamos de las historias de miedo, sino que las buscamos y nos gustan. ¿Por qué?

La psicología lo explica desde la curiosidad por entender los temores del inconsciente y por el placer de las emociones, aunque tengan un origen negativo. Además, es algo que hemos aprendido desde pequeños: el terror está presente en numerosos cuentos tradicionales y fábulas de nuestra infancia (Caperucita Roja, Hansel y Gretel…), en personajes y situaciones que funcionan de ejemplo de los posibles peligros a los que vamos a enfrentarnos en la vida y de cómo evitarlos.

¿Cómo sentimos el miedo y qué tememos?

Somos la única especie que no necesita tener delante aquello que provoca su miedo. Podemos sentir una reacción similar solo con la imaginación y el recuerdo. Somos capaces de vivir en nuestra mente esa situación que nos pone los pelos de punta aunque no sea real. Y además, paradojas del ser humano, disfrutamos haciéndolo. ¡Por eso nos gusta tanto un libro de terror!

Físicamente estas reacciones se manifiestan a través de la amígdala, una pequeña zona de nuestro cerebro capaz de percibir rápidamente los estímulos que nos provocan miedo. Podemos imaginarla como una luz roja que se enciende y provoca una respuesta fisiológica (respiración agitada, sudor, aumento de la presión arterial y de la actividad cerebral...), y de conducta (evitar el peligro).

Nuestros miedos favoritos

Como lectores, ¿cuáles son nuestros miedos favoritos? Hay quienes prefieren lo sobrenatural: fenómenos inexplicables, apariciones fantasmales, magia, vampiros y muertos vivientes en atmósferas extrañas. Otros se inclinan por historias sobrecogedoras nacidas de lo cotidiano: claustrofobia, oscuridad, insectos, desapariciones, maldad…

Como sabemos, hay miedos innatos y miedos aprendidos. Además, nuestros miedos cambian con la edadHoy día afrontamos nuevos temores, por ejemplo, relacionados con las nuevas tecnologías, el deterioro del medio ambiente, pandemias o terrorismo. Todo esto sabe recogerlo la literatura, espejo donde se mira el lector con curiosidad, espanto y emoción en busca de respuestas.

¿Y tú? ¿Qué libros de terror prefieres? Lo pasarás de miedo con esta selección: