Biografía

Miguel Azaola Rodríguez-Espina comenzó en la década de los 70 a trabajar como director editorial del grupo Santillana en varios de sus sellos como Altea, Alfaguara Infantil o Aguilar. Durante dos décadas fue el encargado de la edición, y en algunos casos también de la traducción, de cuantiosos títulos de literatura infantil y juvenil europea en nuestro país.   Fue el primer presidente del IBBY (International Board on Books for Young People) nombrado en España en 1982, que aquí recibe el nombre de Organización Española Para el Libro Infantil y juvenil (OEPLI). También fue miembro de la Cámara del Libro de Madrid.   Entre sus traducciones, encontramos títulos de autores consagrados como Roald Dahl, Arnold Lobel, Tony Ross, Werner Holzwarth, Maurice Sendak, Quentin Blake o Rosemary Wells. También se ocupó de traducir los libros de la serie El pequeño Nicolás, de los franceses Goscinny y Sempé, a la muerte de Esther Benítez en 2001, la que había sido hasta entonces su traductora habitual.

Todos sus libros