Biografía

Miguel Hernández Gilabert nació el 30 de octubre de 1910 en Orihuela (Alicante), en el seno de una familia modesta. Su padre era pastor ganadero, ocupación a la que se dedicó Miguel desde pequeño. En 1918 inició sus estudios en el colegio Ave María de su localidad, pasando dos años después al colegio Santo Domingo de los jesuitas. En 1925 abandonó sus estudios por mandato paterno y volvió al campo a pastorear cabras por necesidades económicas de la familia. No obstante, él siguió leyendo y aprendiendo de los clásicos, y organizó un grupo literario y otro teatral con sus amigos. En 1929 escribió su primer poema, titulado "Pastoril".

Miguel realizó dos viajes a Madrid para buscar trabajo. Durante la primera ocasión, en 1931, no le sonrió la suerte. Sin embargo, tres años después empezó a trabajar como redactor en Misiones Pedagógicas y, más adelante, en la enciclopedia Los toros, dirigida por José María de Cossío. También lo hizo en la Revista de Occidente y empezó a moverse por ambientes literarios, en los que conoció a figuras de su generación como Vicente Aleixandre, Pablo Neruda o Rafael Alberti. Solo un año antes había publicado su primer poemario, Perito en lunas, al que seguirán el auto sacramental Quién te ha visto y quién te ve, el drama Los hijos de la piedra y el poemario El rayo que no cesa en 1936.

Estallada la Guerra Civil, se alistó en el Ejército Popular de la República y participó en los frentes de Andalucía, Extremadura y en la batalla de Teruel. En plena campaña militar, en marzo de 1937, se escapó a su pueblo para casarse con Josefina Manresa, a la que había conocido dos años atrás, y sería inspiración de su obra y de su vida en reiteradas ocasiones.

Ese mismo año viajó a la URSS para asistir al V Festival de Teatro Soviético y nació su hijo Manuel Ramón el 19 de diciembre, el cual moriría diez meses después y al que dedicó su obra Hijo de la luz y de la sombra y varios poemas del Cancionero y romancero de ausencias. En enero de 1939 nació su segundo hijo, Miguel Manuel, al que le escribió las famosas "Nanas de la cebolla".

Acabada la guerra, fue detenido cerca de la frontera con Portugal. Sufrió un periplo amargo por diversas cárceles españolas y un juicio en el que fue condenado a muerte, aunque finalmente se conmutó la pena por treinta años de prisión. Tras varios desplazamientos carcelarios más, enfermó de bronquitis y tuberculosis en el Reformatorio de Adultos de Alicante, donde murió el 28 de marzo de 1942. Sus restos descansan en el cementerio de Nuestra Señora del Remedio de la ciudad.

Todos sus libros