Máquina de escribir

El mundo que rodea a la creación de un libro y siempre ha despertado el interés de los lectores. La historia del libro está fuertemente ligada al desarrollo de la tecnología, que nos ha permitido pasar de papiros a e-books. Sin embargo, en su evolución también han tenido una gran influencia la historia y el contexto particular en el que se ha desarrollado cada tecnología.

Contamos algunas curiosidades que han marcado un hito en la línea de tiempo del libro. Tanto que, en algunos casos como en el del Braille, han creado un sistema de escritura completamente nuevo. 

Este artítulo cierra una serie de tres reportajes con curiosidades sobre el mundo del libro:

 

Datos curiosos sobre el artefacto del libro y sus usuarios

  1.  En algunas universidades europeas de finales de la Edad Media, tal era el valor de los libros que se encadenaban a los estantes de las bibliotecas para su estudio y evitar así su substracción. Lo mismo ocurrió entre particulares de la nobleza y entidades religiosas hasta el siglo XVII.
     
  2.  La piratería de la propiedad intelectual no es un problema de tiempos modernos: poco después de la invención de la imprenta, surgieron los primeros casos de copia y distribución de versiones no autorizadas. Martín Lutero, iniciador de la reforma protestante, denunció esto mismo en 1525 en relación a la primera Biblia en alemán.
     
  3.  Louis Braille creó el método de lectura mediante el tacto para personas invidentes y, a partir de 1827, se publicaron los primeros libros mediante este sistema.
     
  4.  La primera novela escrita con máquina de escribir fue Las aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain, publicado en 1876. El propio autor lo afirma en una carta personal, tras haber adquirido una máquina de la marca Remington dos años antes.
     
  5.  La biblioteca más grande del mundo es la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos (1880), localizada en Washington D. C. Cuenta con 138 millones de documentos, de los cuales 30 millones son libros y 61 millones, manuscritos.
     
  6. No solo la censura o el fuego son enemigos de los libros. El polvo, la luz solar, los insectos, los productos químicos y el calor, entre otros, también afectan a tu biblioteca. Aprende cómo cuidarlos aquí.